ago 27

Adictos a la chatarra espiritual

Mi esposa Dorothy y su amiga Grayce Flanagan estaban discutiendo los problemas creados en algunas iglesias por los miembros que se niegan a crecer. Me gustaría poder haber grabado sus comentarios! Dorothy lo resumió mediante la descripción de tales personas como adictos a la chatarra espiritual.

El mes pasado, en uno de mis cuatro viajes, algunos pastores me hablaron de sus problemas con este tipo de personas. Se niegan a crecer, y están enojados con el pastor, a veces llamándolo “no espiritual” o “sin amor”; si turba sus conciencias. Mientras tanto, se sienten libres de turbar al pastor y a la iglesia.

La Sagrada Escritura nos dice que algunas personas se resisten cada vez más;y quieren permanecer en la leche en vez de madurar a la carne (Heb. 5: 12-14).

Tenemos algo mucho peor cuando la gente no quiere leche ni carne, sino chatarra espiritual. Estos adictos son hostiles a la fiel predicación de la Palabra. Ellos no quieren la madurez en Cristo; más bien, vienen a Jesús, no como Señor y Salvador, sino como un agente de seguros de vida y fuego para mantenerlos fuera del infierno. Hace unos cincuenta años, un pastor describió a estas personas como los no cristianos que creían en una religión de repuesto de neumáticos. Todos nos sentimos más seguros si tenemos un neumático de repuesto en el maletero cuando se conduce alrededor, y nosotros tememos toda esperanza de que nunca tendremos que usarlo. Así que muchas personas tratan al Señor de esta manera: Lo quieren solo a Él como un neumático de repuesto, en caso de emergencia y no más. Esto no es fe cristiana; es paganismo. Los verdaderos creyentes dicen al Señor: “Habla, por qué tu siervo oye”(1Sam.3:10)

 

Rushdoony, R.J. (2011). A WORD IN SEASON. Vol.3. Chalcedon/Ross House Books. Vallecito, California. (P.P.50-51)

 

ago 14

Burlarse de Dios – Consecuencias para la Familia

Por Roger Oliver

Leyendo 1 Samuel 1 esta mañana, me llamó la atención un detalle de la dinámica de la familia y el peligro de ignorar el diseño de Dios. El diseño de Dios para el matrimonio es un hombre y una mujer. Cuando los fariseos cuestionaban a Jesús sobre el divorcio, “Él respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? (Mateo 19: 4, 5 citando Génesis 1:27; 5:2 y 2:24).

El texto dice los dos serán una sola carne, no los tres o cuatro. Tampoco dice dos hombres o dos mujeres serán una sola carne. Pero el acto íntimo nos une si queremos o no. Si son muchos, pierde su función de unir al hombre y a la mujer en una sola carne. “¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.” (1 Corintios 6:16)

Elcana, el padre de Samuel, tenía dos esposas, Ana y Penina. Penina tenía hijos pero Ana era la amada. Elcana mostraba su favoritismo a Ana por darle una parte escogida de la carne del sacrifico anual. Las dos mujeres no vivían en paz bajo el mismo techo. Eran rivales. A pesar de la bendición de tener hijos, Penina se sentía rechazada y tomaba venganza de Ana, “Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque Jehová no le había concedido tener hijos.” (1 Samuel 1:6)

Las doce tribus de Israel nacieron en un ambiente de rivalidad entre dos esposas hasta involucrar a sus siervas (Génesis 29:31-30:24). La nación de Israel fue fundada en un ambiente de pleitos familiares que impactó toda su historia. Aunque el cuento de la guerra entre las esposas no dice que estaba prohibido tener más que una esposa, los eventos enseñan lo que debe ser obvio. ¿Quién en su sano juicio invita el pleito y rivalidad adentro de su casa? “¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan?” Proverbios 6:27

La familia es el cimiento de la organización de la sociedad según el diseño y la Ley de Dios. Lo que perjudica a la familia perjudica a la sociedad. La infidelidad y todo tipo de infracción sexual destruye la sociedad, incluyendo las leyes del gobierno civil que van en contra de la Ley de Dios para el matrimonio y la familia. Las leyes que aprueban el matrimonio entre personas del mismo sexo son solo un ejemplo más obvio. Los impuestos excesivos que descapitaliza a la familia, las leyes que hace difícil arrancar un negocio familiar, los programas de fondos del gobierno para un sin fin de apoyo a las madres solteras y el aborto legalizado y pagado con fondos públicos también perjudican a la familia.

Dios es un Dios celoso. El celo para proteger para uno mismo lo que Dios dice que debe ser una relación exclusiva, no es pecado. Así debe ser. Es inevitable, parte de la imagen y semejanza de Dios en nosotros. Inevitablemente provoca rivalidad en la familia en que una de las dos es infiel a la exclusividad de la relación matrimonial. No es el ambiente que Dios diseño para el matrimonio ni para criar a los hijos en la disciplina y amonestación del Señor. La sociedad que ignora esta ley está contribuyendo a su propia destrucción.

“A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.” Deuteronomio 30:19

 

ago 11

La santidad

Uno de los requisitos más frecuentemente repetidos en la Biblia es el siguiente: “Vosotros, pues, ser santos, porque yo soy santo “(Lev. 11:45). Una y otra vez se describe a Dios como santo, mientras que el hombre es caído y pecador. De todos modos, el mandamiento se hace repetidamente, “Sed santo.”

Este requisito es una premisa central de la Escritura, para saber, que el pecado es anormal. Dios hizo todas las cosas “muy buenas” (Génesis 1:31), y el pecado es una deformación y la perversión de la creación de Dios. Como Gordon Wenham ha resumido “Aunque el pecado y la desobediencia vienen más fácilmente a los hombres que la santidad, la Escritura niega tolerar la idea de que la santidad es de alguna manera no natural. De hecho, es la escencia de la normalidad.”

Debido a que Dios nos hizo, a su imagen, la santidad, es más natural para el hombre cuando él abandona su perversidad. La rebelión contra Dios deforma nuestro ser, destruye nuestra paz, y nos lleva a problemas y a la ruina. Creer y obedecer a Dios es para lo que hemos sido creados a hacer, y cualquier otra cosa pervierte nuestro ser.

Por lo tanto la santidad no está reservada para el clero, ni para unos pocos, sino que es Dios la vida requerida para todos nosotros. Estamos llamados a ser un pueblo santo, y las mayores alegrías de la vida vienen con las responsabilidades de santidad.

La santidad no es una fachada. Debe ser el carácter y la dirección de todo nuestro ser. Eso significa que tenemos nuestras prioridades en orden, nuestra vida dada a obedecer y servir a Dios. El Catecismo de Westminster comienza con una gran frase: “El fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de El para siempre”. No hay santidad sin ese gozo.

 

Rushdoony, R.J(2011)

A word in season,Vol.4,

Chalcedon/ Ross House Books. Vallecito, California (P.P 33-34)

ago 10

El trabajo de Fe

  1. J. Rushdoony, A Word In Season

Continuamente, el hombre divide incorrectamente la palabra de Dios para dar un énfasis falso.

Santiago 2:26 habla claramente en contra de esto cuando declara que: ‘’Así también la fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta’’. Pablo en 1 de Tesalonicenses 1:3 habla acerca de la unidad de la vida piadosa cuando le da gracias a Dios por los creyentes tesalonicenses ‘’trabajo de fe, labor de amor y paciencia de la esperanza en nuestro Señor Jesucristo, a la vista de nuestro Dios y Padre’’ Pablo habla en más de una ocasión acerca de la fe, la esperanza y el amor; aquí el orden esta revertido, y a la esperanza se le da el último lugar.

Con ‘’trabajo de fe’’ Pablo se refiere al trabajo duro, altruista, de donación para el Señor y su pueblo. Los creyentes hoy en día separan demasiado la fe y el trabajo; Pablo deja en claro que la verdadera fe trabaja para obedecer los mandatos y la Palabra de Dios. La verdadera fe se manifiesta por sí misma en trabajos piadosos. La fe cambia no solo nuestros corazones, sino también nuestros trabajos.

La ‘’labor de amor’’ significa la dura dedicación al trabajo que un hombre hace para proveer a su familia bajo las circunstancias más difíciles. Estamos convocados a darle la misma dedicación laboral al Señor y su trabajo. Como el amor de Cristo para con nosotros, el cual se mostró en su crucifixión, nuestro amor debe manifestar ‘’labor’’. Trabajo que va mucho más allá que el llamado del deber (trabajar mucho más allá que el llamado del deber).

El tercer punto de Pablo es la ‘’Paciencia de la esperanza’’. La palabra traducida a ‘’Paciencia’’ también significa firmeza, que es, actuar persistentemente debido a nuestra esperanza, sin importar las dificultades que se presenten. El enfoque de nuestra fe, esperanza y amor, y nuestra labor en estas cosas, es Jesucristo.

Ahora enfrentamos un mundo más conflictivo y decadente que aquel que enfrentó la iglesia antigua antes de la caída de Roma. El mundo entero se encuentra en una profunda angustia económica y está enfrentando su más grande desastre económico. En todas partes la escena política es desagradable, con estatismo humanista al poder, y hostil hacia el Señor.

Sin embargo, este no es un tiempo de desesperación, por el contrario, es tiempo para que trabajemos en fe, amor y esperanza, con la confianza de la victoria ya asegurada de nuestro Señor.

De www.chalcedon.edu

jul 06

El Matrimonio Bíblico y la Familia

Por: Roger Oliver

Un amigo me mandó un link en Facebook a un video acerca del matrimonio pidiendo mi opinión. El video está aquí. Es de un grupo de Facebook llamado Comunidad Cristiana de Esperanza. El enfoque de la página parece promover una postura anti-matrimonio justificándola por medio de unas interpretaciones cuestionables de la Escritura. Su lema dice, “Nuestras oraciones están con tod@s aquell@s que han sufrido una pérdida a causa del odio y la maldad. Sabemos que Dios abrazará todo corazón y enjugará toda lágrima y no habrá más muerte, ni más llanto, ni más dolor.”

Otro video en esta página de Facebook afirma que para Jesús la familia no es según el modelo del matrimonio entre un hombre y una mujer. Confunde la metáfora con la realidad asumiendo que el punto era negar que la familia tradicional no sea el modelo cristiano. Hace referencia a Mateo 12:46-50 y Marcos 3:31-35 donde la familia de Jesús lo busca y él responde, “¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos.” Pero Jesús explica lo que significa en el siguiente versículo, “Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.” (Mateo 12:50; Marcos 3:35).

¿Qué es la voluntad de Dios para el matrimonio? Es verdad que no se refiere a hacer un ídolo del matrimonio pero tampoco es reemplazar el modelo en Génesis 1 y 2 con una familia compuesta solo de personas. El énfasis en la Biblia es siempre en la fidelidad al pacto, no la sangre. El detalle es que la Ley del Pacto define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Vi el video varias veces para entender el mensaje y responder responsablemente representando su postura como el video la presenta.

  1. El video confunde lo que es descriptivo en la Escritura con lo que es prescriptivo. Deuteronomio 17:14-20 da instrucciones a los reyes de Israel y dice claramente que no deben tener muchas esposas. Vs. 17a, “Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe.” En 1 Reyes 11 vemos que el caso de Salomón era prueba de las consecuencias de desobedecer esta prohibición. La familia de David fue un desastre, un ejemplo precautorio, no un patrón de la norma para el matrimonio en la Biblia.
  2. El video afirma que no hay ceremonias de boda en la Biblia y que nunca se llevaban a cabo en un templo o iglesia. Es un argumento del silencio, una falacia lógica. En el ministerio de Jesús hay bastante evidencia de que existían ceremonias de boda. Hizo su primer milagro en la boda de Caná y menciona las preparaciones para las bodas en sus parábolas. Vemos la boda del Cordero en Apocalipsis 21. El Matrimonio es un pacto entre un hombre, una mujer y Dios. Ni la iglesia ni el estado hace el pacto, solo son testigos de los juramentos de la pareja. Vale la pena tener testigos a los votos pero el juramento de pacto está entre el novio y la novia y lo que hace el matrimonio válido. Se puede llevar a cabo el juramento de pacto en una iglesia, una oficina, una casa o un jardín de fiesta.
  3. El video afirma que muchas de nuestras prácticas son de la cultura romana. ¿Y qué? También algunos se quejan de la celebración de la navidad y la semana santa por las mismas razones. Pero Cristo conquistó estas prácticas culturales. Nadie piensa en los romanos paganos en una boda cristiana como nadie, ni los inconversos, piensa en las costumbres paganas en la navidad. Ahora la navidad es cuando los cristianos celebran el nacimiento de Cristo. Menos en las bibliotecas polvosas donde la memoria de estos detalles paganos ha sido borrada de la conciencia del mundo.
  4. El video afirma que el matrimonio romano era para la procreación pero en la Biblia, “la unión entre dos personas es para crear un espacio de amor, compañía y afecto en Él.” Esta afirmación es del romanticismo, una filosofía humana no de la Biblia. Hablando del divorcio, Jesús cita la creación como el patrón para el matrimonio cristiano en Mateo 19:1-12. Vs 4, 5, “Jesús les respondió: “¿No han leído que Aquél que los creó, desde el principio los hizo varón y hembra, y dijo: ‘Por esta razón el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne’?”  El propósito bíblico del matrimonio citado por Jesús de Génesis 1:28 y 2:24 es de sojuzgar la tierra y llenarla y es entre hombre y mujer. El pasaje citado en el video, Efesios 5, no cambia la naturaleza y propósito del matrimonio en la Biblia a un romanticismo. El amor, compañía y afecto en el matrimonio son productos de cumplir con el propósito del matrimonio del dominio y la procreación pero no es el fin del matrimonio en sí. Además, el matrimonio en la Biblia es entre hombre y mujer, no dos personas en general.
  5. El video hace mucho del hecho de que Jesús y Pablo nunca se casaron, que no habrá matrimonio en el cielo, etc. Aunque es cierto, no cambia el hecho de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. No cambia las prohibiciones en la Ley y confirmadas en el Nuevo Testamento contra la expresión sexual fuera del matrimonio entre un hombre y una mujer. Como hemos visto, Jesús y Pablo confirman el propósito y las Leyes acerca del matrimonio. Además, Pablo era fariseo, cosa imposible sin ser casado por lo menos una vez.
  6. El video afirma que unos modelos del matrimonio en la Biblia serían ofensivos hoy. ¿Qué quiere decir? ¿Qué la norma de la verdad es la práctica cultural en vez de la Palabra/Ley de Dios? ¿Qué debemos rechazar el modelo del matrimonio en la Biblia si es del Antiguo Testamento? ¿Está diciendo que el Antiguo Testamento y las Leyes no son vigentes para nosotros? Cuando el Nuevo Testamento habla de las referencias habla del Antiguo Testamento. No existía el Nuevo Testamento. De hecho, el Nuevo Testamento asume la vigencia eterna del Antiguo y afirma la Ley, no la cancela. La Biblia es una y una sola revelación de Dios.
  7. El video afirma que si uno va a hablar de la Biblia tiene que conocerla. Un buen consejo que el autor debe tomar en serio.

¿Cuál es el propósito de ese video? ¿Puede ser el provocar la duda que el modelo bíblico del matrimonio no es sólo un hombre y una mujer?

 

jul 05

Porque No Nos Escuchan

Por Roger Oliver

Varios de los argumentos en contra del matrimonio de personas del mismo sexo que veo en las redes sociales y en los medios de comunicación asumen la neutralidad. La neutralidad es imposible. Es una trampa que produce argumentos basados en la cosmovisión materialista incluyendo la mayoría de los argumentos de la biología. No existe hechos no interpretados.

Desde el punto de vista materialista el sexo para la procreación es uno entre varios propósitos para el sexo. Un intento de argumentar una postura neutral falla porque sacrifica las presuposiciones cristianas a favor de las del materialista y humanista que queremos convencer. Tememos la burla del mundo más que a Dios. En la practica, somos más materialistas que cristianos.

Estaba leyendo Jeremías 1 esta mañana y el Espíritu me desafió por medio de la comisión de Jeremías como profeta. Es la postura que la iglesia tiene que tomar en esta batalla. Tenemos que proclamar el juicio de Dios sobre este pueblo desobediente.

Tú, pues, prepárate,
Levántate y diles todo lo que Yo te mande.
No temas ante ellos,
No sea que Yo te infunda temor delante de ellos.
Yo te he puesto hoy
Como ciudad fortificada,
Como columna de hierro y como muro de bronce
Contra toda esta tierra:
Contra los reyes de Judá, sus príncipes,
Sus sacerdotes y el pueblo de la tierra.
Pelearán contra ti, pero no te vencerán,
Porque Yo estoy contigo,” declara el Señor, “para librarte.”

Entradas más antiguas «