Nov 27

La Jerarquía Bíblica vs el Estado Administrativo

Por Roger Oliver

“Y todos éstos estaban bajo la dirección de sus padres en la música, en la casa de Jehová, con címbalos, salterios y arpas, para el ministerio del templo de Dios. Asaf, Jedutún y Hemán estaban por disposición del rey.” 1 Crónicas 25:6

Una orquesta es un buen ejemplo de cómo funciona la representación bajo el pacto de Dios, es decir la autoridad delegada, la jerarquía ordenada por Dios. Sin la dirección del maestro, la orquesta no puede producir la música que tanto agrada a nuestros oídos. Pero no es un asunto de control a fuerza por el maestro. Si los músicos no son auto-disciplinados ni se someten voluntariamente, tampoco sirve la dirección del maestro.

Así es la jerarquía voluntaria de nuestro Trino Dios, el modelo para toda jerarquía humana desde la familia hasta las organizaciones más grandes y complejas. En contraste, la jerarquía burocrática del estado mesiánico que intenta ser dios, depende del poder coactivo del ejecutivo para forzar la cooperación del pueblo por temor. Es un gobierno de permisos en vez de un gobierno de leyes. Piensa en los controles sobre el pueblo que pone nuestro gobierno: INE, CURP, RFC, tu licencia de conducir, la verificación de tu auto, los impuestos, pasaportes y visas, etc. Para ejercer tus derechos en México, tienes que pagar el permiso. Si tienes que pagar, ¿es un derecho?

Estamos viviendo como esclavos en Egipto y no nos damos cuenta. ¿Piensas que tienes la libertad de educar a tu hijo como mejor crees? ¿Sabes que si tu hijo de más de 6 años no está en el sistema de la SEP no puedes conseguirle un pasaporte, el gobierno no te va dejar salir del país con tu niño? ¿Esto es libertad? Nota que el estado moderno es un dios que no tolera al Dios de la Biblia y su gobierno sobre la familia.

“Quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” 1 Corintios 11:3

Un detalle que nos pasa en este pasaje es que no hay mención del estado, el gobierno civil. El papel del gobierno civil bajo Dios es el de castigar a los malhechores y alabar a los que hacen bien. ¿Bien según cuál norma? Según la norma de la Ley ética/judicial de Dios. Su función no es prevenir el mal, es de castigar el mal después de que haya sucedido un delito. Tampoco es de proveer lo que sólo Dios puede proveer, seguro social, etc. No es el control de los bienes que pertenecen a los individuos y a la familia ni el control de la economía.

El dinero por decreto del estado es otra violación de la ley de Dios. Produce la inflación, un tipo de impuesto escondido que roba al pueblo sus bienes. El gobierno civil que dicta por decreto lo que el pueblo puede usar para el intercambio económico, es decir la moneda, evita la necesidad de rendir cuentas al pueblo. ¿Qué, pues, es el papel del gobierno para la economía y el dinero bajo la ley de Dios? Cito Gary North,

“¿Cuál es la función del gobierno civil en regular una economía? Principalmente, es castigar las prácticas fraudulentas o violentas y con eso reducir la frecuencia de tales prácticas. Establece las reglas de competencia, y las hace cumplir. Ha de ajustarse a los principios bíblicos en cuanto al gobierno civil, y en el campo de la economía, ha de honrar los principios de la labor, el libre intercambio, la oferta basada en la competencia, y debe asegurar el cumplimiento de los contratos voluntarios. También ha de asegurar pesos y medidas honestas (dinero honesto). Cuando todos los participantes conocen las reglas con anticipación, pueden hacer sus planes en consecuencia.” Gary North, Heredarán la Tierra, p. 196, 197

¿Quién nos da la habilidad de avanzar económicamente, el estado o Dios?

“Acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.” Deuteronomio 8:18. ¿Qué pasa si nos olvidamos de Dios y buscamos las riquezas por medio de la política del estado moderno? “Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis.” Deuteronomio 8:19

Según este texto, ¿qué es la causa de nuestros problemas económicas hoy en día? El estado mesiánico es un dios ajeno.

“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.” Gálatas 5:1.

Deja un comentario

Your email address will not be published.