La Libertad Religiosa y la Guetización de Cristianismo en América

Por: Matthew Trewhella
Traducción: Youseff Derikha


La mayoría de los grupos conservadores, pro familia y cristianos han hecho de la “libertad religiosa” su grito de guerra en los últimos dos años. El asunto llega a su clímax hoy, 5 de diciembre de 2017, ya que el caso de un panadero de Colorado, Jack Phillips, es escuchado por la Suprema Corte.

Sin embargo, no comparto el entusiasmo de muchos sobre este asunto de la “libertad religiosa”. Demos un paso atrás y miremos el cuadro entero.

El clamor por la libertad religiosa comenzó después de que la Corte Suprema emitiera su opinión depravada sobre el matrimonio homosexual en 2015. La libertad religiosa se convirtió en el último refugio del Partido Republicano y de los conservadores. La libertad religiosa se convirtió en el último refugio de los grupos pro familia y cristianos.

Primero ellos se opusieron a la sodomía misma. Luego se adaptaron a la sodomía y se replegaron para oponerse al matrimonio homosexual. Ahora se han adaptado al matrimonio homosexual y se han replegado a la defensa de la libertad religiosa.

Matt Trewhella con su esposa

Matt Trewhella con su esposa

Pero he aquí el problema: si la Corte Suprema falla a favor de Jack Phillips, el resultado será que los cristianos no tendrán que participar en matrimonios homosexuales, pero el matrimonio homosexual permanecerá consolidado en la tierra.

Y esto es lo que logra la libertad religiosa en este asunto: garantiza que el mal continuará en la tierra y se adapta a la continua guetización del cristianismo en Estados Unidos.

El mal debe ser detenido, no acomodado. Cuando el gobierno promulga el mal en la tierra, pero acomodan a los cristianos para que no participen en él, están marginando al cristianismo en la tierra; están poniendo al cristianismo en el gueto.

Los cristianos aman la libertad religiosa no porque actúe como un baluarte contra el mal en la tierra, sino porque les permite seguir sentados y tomar su café con leche mientras hay maldad en la tierra.

Esto permite a los cristianos continuar siendo “cristianos”, mientras continúan siendo indiferentes respecto al mal en la tierra.

También evita que sufren por su fe.

Durante décadas, cuando se aprobaron ciertas leyes inmorales, se agregó una exención religiosa. Estas leyes parecen buenas para unos ensimismados cristianos pietistas, pero en realidad sirven para humillar y menospreciar al cristianismo y a los cristianos dentro de la cultura. Y esto es lo que los grupos pro familia y cristianos le están pidiendo a SCOTUS que haga.

El libro clave de Matt Trewhella ‘The Doctrine of the Lesser Magistrates’

Humildemente, están suplicándole al tirano (la Suprema Corte, la cual ha pisoteado las leyes estatales que prohíben la sodomía y pisoteado las constituciones estatales que declaran que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer), y pidiéndole al tirano una exención. Esto es prostitución.

Las leyes o políticas que protegen a los cristianos de ser personalmente afectados por leyes perversas, pero que permiten que el mal continúe en la nación, son leyes o políticas inherentemente malvadas.

¿Por qué se les debe permitir a los cristianos eludir el mal mientras que el resto de la cultura debe absorberlo y volverse más corrupta? Si permites que el mal de la sodomía se propague en la tierra, los efectos de tal inmundicia afectarán a todos, creyentes e incrédulos.

Permítanme dejar en claro: Jack Phillips es uno de esos pocos cristianos que realmente ama a Cristo y al prójimo. La gran mayoría de los cristianos en América no pensarían en permanecer fieles a Cristo si eso significara perder dinero (o ahorrar un dólar). Entonces, por su bien, espero que gane.

Sin embargo, si pierde, puede que los cristianos comiencen a pagar un precio por la obediencia a Cristo. Ya no tendrán la conveniencia de mantener su fe en un asunto privado. Y esto podría ser bueno para la América Cristiana (y para la nación).

Los cristianos deben entender que deben manifestar vigilancia contra la tiranía. Deben renunciar a lo que la mayoría de los estadounidenses persiguen: riqueza y facilidad. Deben dedicar tiempo y esfuerzo al buen gobierno y no seguir ignorando a los magistrados.


Matthew Trewhella es el pastor de Mercy Seat Christian Church (MercySeat.net) y el fundador de Missionaries to the Preborn (MissionariesToThePreborn.com). Él y su esposa Clara tienen once hijos y residen en el área de Milwaukee, Wisconsin. Matt ha escrito un libro titulado The Doctrine of the Lesser Magistrates: A Proper Response to Tyranny and A Repudiation of Unlimited Obedience to Civil Government, que está disponible en DefyTyrants.com o Amazon.com

Libro: La Esperanza Puritana

La Esperanza Puritana
Avivamiento y La Interpretación de La Profecía

Autor: Iain Murray
Traducido por William García

Mi padre era un cristiano que creía en la oración, pero yo conocía y entendía poco acerca de la oración hasta después de mi conversión a la edad de 17 años. Desde ese tiempo, cuando escuchaba las peticiones de mi padre. Yo estaba de acuerdo con todas ellas, excepto con una, y esta tenía que ver con un tema que era parte tan importante de su oración, que yo no podía evitar el desacuerdo de nuestro pensamiento. Nuestra diferencia consistía en el alcance del éxito que se espera del Reino de Cristo sobre la tierra. Mi padre oraba por la expansión universal y el triunfo global, por el día en que “las naciones no levanten espadas la una contra la otra, ni se adiestren más contra la guerra”, y cuando grandes multitudes en todos los territorios se cuenten entre los obreros de las almas de Cristo. De acuerdo con la enseñanza con la cual yo estaba en contacto en aquel entonces estas peticiones estaban equivocadas, el producto de un liberalismo teológico que creía en el progreso creciente del hombre y de un mejor mundo por venir. La creencia evangélica, creía yo, nos ata a una persuasión contraria, esto es, que una maldad creciente había de dominar al mundo hasta que Jesucristo venga de nuevo en poder y gloria. Hasta entonces el evangelio debe ser predicado como testimonio a todas las naciones, aunque no sin anticipación de grandes números de la raza humana que lo reciba.

Por lo tanto yo me incomodaba fácilmente con este aspecto de nuestras oraciones familiares, especialmente en cuanto yo suponía que creer en el regreso inminente de Cristo es una necesidad de la vida cristiana, considerando que las peticiones con las cuales yo no estaba de acuerdo no podían ser elevadas a menos que uno supondría que “todavía no es el fin”. ¿Acaso esa suposición no destruiría Su mandamiento de estar listos para Su venida?

Te invitamos a leer el libro completo en nuestra sección de Recursos o haciendo click aquí

Más Libros

Los invitamos a visitar nuestra sección con más libros, dentro de nuestro sitio, es una serie de libros en formato pdf.

Click AQUI para acceder a la sección.

¿Qué dice Dios de la doctrina del derecho de expropiación?

Del muro de Roger Oliver

¿Qué dice Dios de la doctrina del derecho de expropiación o dominio eminente basada en la dicha soberanía del estado?

“El hecho del dominio eminente de Dios se celebra en las Escrituras como base para la confianza de su pueblo (Sal 24:1; 50:12; 1 Co 10:26, 28, etc.). El derecho de expropiación del estado no se reconocía en Israel, como el incidente del viñedo de Nabot deja en claro (1 R 20), aunque se profetiza como una de las consecuencias de la apostasía al apartarse de Dios Rey (1 S 8:14). En Ezequiel 46:18 se prohíbe de manera específica.” R. J. Rushdoony, Institución de la Ley Bíblica p. 504

Ezequiel 46:18, “Y el príncipe no tomará nada de la herencia del pueblo, para no defraudarlos de su posesión; de lo que él posee dará herencia a sus hijos, a fin de que ninguno de mi pueblo sea echado de su posesión.”

“Un punto final: muchos que ven la amenaza del dominio eminente del estatista y del anarquista todavía se rehúsan a rechazar la doctrina estatista por razones tecnológicas. ¿De qué otra manera, se nos dice, se pueden construir carreteras y controlar las ondas aéreas? La respuesta a un problema tecnológico debe ser tecnológico, no una capitulación teológica. La tecnología puede, si se le libra de los controles estatistas, hacer posible el uso simultáneo de varias longitudes de onda y canales para radio y televisión. Un tipo diferente de sociedad se desarrollará sin dominio eminente. Ese desarrollo es cuestión tecnológica. Institución de la Ley Bíblica p. 509

 

Libro El Paraíso Restaurado – Parte XIX

Porque el Señor tocó todas las partes de la creación, los liberó y desengañó de toda falsedad. Como Pablo dice, “y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Colosenses 2:15), para que nadie pudiera ser engañado por más tiempo, sino que en todas partes se pudiera encontrar la misma Palabra de Dios.

Atanasio, En la Encarnación [45]

 

19 UN BREVE RESUMEN DE APOCALIPSIS

El Libro de Apocalipsis no es imposible comprenderlo, pero es bastante complejo. Su uso extenso de imágenes del Antiguo Testamento requeriría de volúmenes para explorarlo completamente. Mi propósito en este libro, por supuesto, es simplemente presentar en un bosquejo general una exposición Bíblica de la escatología de dominio. (Aquellos que deseen un tratado más completo de estos asuntos deberían consultar mi comentario acerca de Apocalipsis, The Day of Vengeance/Los Días de la Venganza, así como otros trabajos enlistados en la Bibliografía).

Como un todo, el Libro de Apocalipsis es una profecía del fin del orden antiguo y el establecimiento del nuevo orden. Este es un mensaje a la iglesia de que las terribles convulsiones sucediendo por todo el mundo en cada esfera que comprende el “sacudimiento del cielo y de la tierra” final, terminando de una vez por todas con el sistema del Antiguo Testamento, anunciando que el reino de Dios había llegado a la tierra y había roto el control de satanás sobre las naciones. En la destrucción de Jerusalén, del reino antiguo y del Templo, Dios reveló que ellos habían sido simplemente el andamio para Su Ciudad Celestial, Su Nación Santa y para el Templo más glorioso de todos.
Lee el artículo completo!

La Historia de las Leyes Migratorias en Estados Unidos y Occidente

PASAPORTE, o salvoconducto en el tiempo de la guerra, es un documento que garantiza por medio de un poder beligerante, proteger a las personas y propiedades de operaciones hostiles. En un concepto más común, un pasaporte es un documento que le autoriza a una persona a salir o entrar a un país, o una licencia o salvoconducto para esto mismo. La persona se especifica ahí y se acredita su derecho a recibir ayuda y protección. Aunque en la actualidad a muchos países se puede entrar sin pasaportes, la oficina inglesa de asuntos extranjeros les recomienda a los que viajan a que los porten para proporcionarlo como un medio fácil de identificación en caso de requerirlo.

Ahora, cierra tus ojos e imagina un mundo donde pudieras viajar a cualquier país sin tener que llevar contigo ningún medio de identificación, ya fuera el pasaporte, visa o tarjeta de identificación. (En realidad, trata de imaginar, si puedes, un mundo donde puedes manejar en tu propio estado natal sin ningún medio de identificación, licencia de conducir o cualquier otra cosa). Imagina un mundo en donde no tienes que encontrarte con los pervertidos de la TSA (siglas en inglés para la Administración de Seguridad en el Transporte), los policías matones, los burócratas del control fronterizo, los oficiales de la aduana corruptos y avaros, etc. Imagina un mundo en donde el gobierno no tiene forma de controlar tus movimientos y si ellos quieren impedir que un criminal vaya a algún lado, la carga de la prueba estuviera en ellos: que ellos necesitaran primero probar en la corte con pruebas incontrovertibles el crimen cometido y entonces hicieran el arresto de tal forma que los derechos de la gente inocente no fueran violados – sin bloqueo de caminos, sin hacer dar de vueltas a la gente inocente para checar sus papeles, etc. Imagina un mundo en el que puedes libremente portar armas contigo en el avión o en un barco, o cualquier substancia que quieras o cualquier tipo de objeto de valor sin temor a que algún ladrón del gobierno en algún lugar haya decidido que ciertas substancias u objetos de valor no pueden pasar la frontera. Imagina un mundo en donde puedes comprar una casa, hacer negocios o conseguir un trabajo en cualquier lugar en el mundo y nunca ver a un burócrata del gobierno, nunca necesitar tener que ver a uno o nunca necesitar tener una identificación para ninguna de las actividades que hayas escogido.

Eso mis amigos, era el mundo en el que vivieron nuestros ancestros a poco más de 100 años atrás. La cita que te di fue de la Enciclopedia Británica de 1911. En ese año, una persona podía viajar por el mundo sin pasaporte. Si ellos decidían llevar un pasaporte era para protegerse de los ladrones del gobierno, no para facilitar que los ladrones del gobierno controlaran sus movimientos. Lee un poco de novela de hace un siglo y pon atención a la forma en la que ellos viajaban: ellos nunca tenían que encontrarse con oficiales de aduana, con un control fronterizo o experimentar cualquier otra violación de sus derechos. Un alemán podía subirse a un barco que iba a México, cruzar por el Pacífico, tomar otro barco a California, convertirse en buscador de oro, amasar una fortuna, tomar su oro y sus armas que compró en EU y regresar a Alemania por la misma ruta y él nunca tendría que declarar su oro ni sus armas en la frontera, ni mostrar algún pasaporte, ni siquiera utilizar su verdadero nombre en ninguna parte. Mientras no hubiera nadie que lo acusara de algún crimen con algún gobierno, se le dejaba libre y no se le molestaba por viajar, trabajar, hacer negocios, establecer contactos, etc. Ese fue el mundo que se nos dejó como legado por nuestros antepasados Cristianos.
Lee el artículo completo!